PORTADA PLANTAS GALERÍA TÉCNICAS FORO HERBOLARIO CUENTOS
VIAJEROS BICHOS ENLACES LIBROS WEBCAM GLOSARIO GUÍA
DE USO
El Jardín Bonito
técnicas de jardinería
MÁS TÉCNICAS EL JARDÍN EN OTOÑO


diseño del jardín
el diseño del jardín

plantación de árboles y arbustos
la plantación de árboles y arbustos

siembra del césped
la siembra del césped

cultivo árboles y arbustos
el cultivo de árboles y arbustos

el abonado
el abonado

poda
la poda

plagas y enfermedades
plagas y enfermedades

problemas de las plantas de interior
problemas
de las plantas
de interior

control biológico de plagas
control biológico de plagas

labores de temporada
labores de temporada

trucos de jardinería
trucos de jardinería

el jardín en invierno - el jardín en primavera - el jardín en verano


Han pasado los rigores del verano, el clima es más suave y las plantas disfrutan de una segunda época de crecimiento. Algunos árboles y arbustos caducifolios muestran ahora las mejores gamas de color en sus hojas. Lo mismo hacen otras especies con sus frutos, en plena madurez estos días.
Ayudaremos al jardín a recuperarse de una larga temporada y lo prepararemos para el letargo invernal. Buen momento también para pasear por los bosques y para buscar setas con las que homenajear nuestro paladar.


carpe en otoño
Carpe en pleno otoño madrileño

TRABAJOS

Plantas en su mejor momento: Florecen las alegrías, begoñas, brezos, aster, dahlias. En los madroños coincide la floración con la espectacular madurez de los frutos. Pyracanthas, cotoneasteres y majuelos también se encuetran cargados de futos. Se vuelven impresionantes las hojas de arces, tilos, liquidambares, moreras, abedules, etc. Los parthenocissus encienden de color vallas, pérgolas y paredes.

Plantación: Algunos tipos de rosales. Las especies que florecen al final del invierno y en primavera. Colocaremos en macetas las destinadas al transplante. Se pueden empezar a plantar los ejemplares a raiz desnuda, desde el otoño a comienzos de primavera. Si son caducifolios esperaremos a que pierdan la hoja, lo que indicará que han comenzado el periodo de descanso. Las anuales resistentes se colocan en su lugar definitivo. También es buena época para los transplantes. Ahora recogeremos las semillas que se plantarán después.

División: Las perennes en general se dividen sin problemas ya que su crecimiento se detiene. Se pueden tomar esquejes. También podemos llevar a cabo injertos y acodos. Dividimos las plantas con rizomas, como los lirios, para después replantarlos. Sus hojas se cortan a la mitad para que no pierdan humedad.

Poda: Eliminamos los tallos muertos o molestos de las herbáceas perennes. Los setos se van recortando con menos frecuencia. Podas de saneamiento en árboles y arbustos, cuando comiencen el periodo vegetativo.

El Riego: Las temperaturas son más frescas y las necesidades de agua menores. Los riegos se van espaciando y se hacen en las horas centrales del dia. Al final del otoño se suspenden por completo. El circuito se vacía. Se desmontan y guardaran los aspersores y difusores que estén muy expuestos para prevenir el daño de las heladas, que pueden llegar a rajarlos.

Abonado: De las macetas que aún tengan plantas con flor y más tarde de todo el jardín en general.

Protección: Comienzan a protegerse las plantas delicadas. Las que van en macetas se llevan a sitios reguardados o al interior.

carpas en otoño

Limpieza: Recoger con frecuencia las hojas caidas, así como las flores marchitas. Las herramientas que no se vayan a usar en mucho tiempo se repasan y se guardan.

Plagas: Todavía es tiempo de sufrir algún ataque de pulgones o la aparición del mildiu en los rosales.

Suelo: Se debe cavar, airear o escarificar todo el terreno. Los macizos, arriates y borduras, se recomponen y escardan, eliminando las malas hierbas, añadiendo después estiercol, compost o algún abono fosfatado. Conviene cavar las zonas que se queden vacías y que se vayan a plantar más adelante.

El Cesped: A pincipios del otoño se puede sembrar el cesped. El suelo está más caliente que en primavera y las semillas germinan y crecen rápidamente.También se pueden reparar las zonas dañadas, resembrando o a base de tepes. Buen momento para escarificar, es decir, ahuecar el suelo y levantar la materia muerta. Conviene airearlo para que entre el aire y circule mejor el agua. Después de escarificar abonar con turba o un fertilizante de acción lenta. Los cortes se hacen menos frecuentes hata que mediada la estación, cuando refresca, se deja de segar. Se irán recogiendo con el escobón metálico las hojas caídas. La segadora se puede limpiar a fondo y guardar en un lugar portegido.

Bulbos: Los que florecieron en verano se sacan y se guardan en sitio fresco, seco y protegido, envueltos el papel de periódico, turba o arena. Los Crocus y los Narcisos que se han tenido fuera del suelo se replantan ahora. Los bulbos de floración primaveral se plantan en suelo bien drenado y rico, pero con la materia bien descompuesta. Narcisos y tulipanes enanos, crocus, jacintos, escillas, que también florecen en primavera y que vayan en macetas, se pueden colocar ya.

Geranios: Hacia finales se ponen a resguardo para protegerlos de las heladas.

Dalias: Se eliminan las partes verdes. Sus tubérculos se sacan y se guardan como los bulbos.

carpas en otoño

El Estanque: Eliminamos las partes marchitas y secas de las plantas. Las plantas marginales se pueden cortar y dividir. Limpiad las hojas que caigan al agua. Si es necesario se puede colocar una malla como protección, aunque no es muy estético. Se sigue alimentando a los peces para que se fortalezcan de cara al invierno. Las bombas de agua se sacan, limpian y guardan.

el jardín en invierno - el jardín en primavera - el jardín en verano
MÁS TÉCNICAS EL JARDÍN EN OTOÑO
 

PORTADA - PLANTAS - GALERÍA - TÉCNICAS - FORO - HERBOLARIO - CUENTOS

VIAJEROS - BICHOS - ENLACES - LIBROS - WEBCAM - GLOSARIO - GUÍA DE USO

© Copyright 2000-2016 eljardinbonito.es - Todos los derechos reservados