PORTADA PLANTAS GALERÍA TÉCNICAS FORO HERBOLARIO CUENTOS
VIAJEROS BICHOS ENLACES LIBROS WEBCAM GLOSARIO GUÍA
DE USO
El Jardín Bonito
Enlaces

TOMATES CINCO-DOBLE-CERO
Un relato de Pablo F.

<<< - 5 - >>>

- Ya saben -continuó entre toses, con los lagrimones surcándole las arrugas-, la pensión no da para mucho y con eso pensábamos apañar el invierno, pero ahora…
- No desespere, buen hombre, ya verá como encuentra alguna solución. -Dijo Paula, levantando la cesta y meciéndola contra su pecho.
Al ver los tomates, el campesino dejó de sollozar y se abalanzó sobre ellos.
- ¡No es posible! ¡Gracias, gracias! -Gritaba.
- Pero, ¿qué hace? ¡Suelte! ¡No me toque! -Gritaba Paula también.
Entre tirones y empujones Paula calló de espaldas en medio del camino. El anciano quedó jadeante, acaparando la canasta con sus grandes manos.
- ¿Cómo se atreve? -Dijo Héctor, sin salir de su estupor tras asistir atónito al forcejeo.
- Sólo recupero lo mío. -Respondió el hombre mientras cubría de besos el cesto.
- ¿Cómo lo suyo?
- Sí, mis tomates, los que me robaron. Hasta con los ojos cerrados los conocería. Mírelos, mírelos como lucen. No hay otros iguales en el valle.
- ¿Pero que dice? Si se los acabamos de comprar a un chico.
- ¿Uno delgaducho, pecoso, como recién salido de un vertedero?
- El mismo.
- ¡Ah, ese mal clonado de Moisés! Así que fue él. Les juro que esta vez me las paga. Pero no se preocupen, que ahora mismo vamos al cuartelillo automático.
Aturdido, boquiabierto, Héctor ayudó a Paula a levantarse. No acababa de creer lo que les estaba pasando. Mientras, el campesino seguía tan contento abrazado a sus hortalizas hasta que, viéndolos tan confusos, se quedó de pronto muy serio y concentrado.

<<< - 5 - >>>

TOMATES CINCO-DOBLE-CERO

 

PORTADA - PLANTAS - GALERÍA - TÉCNICAS - FORO - HERBOLARIO - CUENTOS

VIAJEROS - BICHOS - ENLACES - LIBROS - WEBCAM - GLOSARIO - GUÍA DE USO

© Copyright 2000-2016 eljardinbonito.es - Todos los derechos reservados