PORTADA PLANTAS GALERÍA TÉCNICAS FORO HERBOLARIO CUENTOS
VIAJEROS BICHOS ENLACES LIBROS WEBCAM GLOSARIO GUÍA
DE USO
El Jardín Bonito
Inicio atrás adelante Plagas
Procesionaria del pino
Thaumetopoea pityocampa

La procesionaria del pino es un ledidóptero que representa una de las más serias plagas de los pinares y de otras coníferas del entorno mediterráneo. La mariposa es gruesa, oscura y de hábito diurno. Las orugas tienen bandas ocres claras y oscuras longitudinales y están cubiertas de pelillos urticantes. Se le llama procesionaria por la forma en que se mueven las orugas, formando hileras de muchos individuos que recuerdan a una procesión.

procesionaria del pino

En las tardes de verano, las mariposas hembras salen de la tierra y vuelan hasta las agujas de los pinos. Allí atraen a los machos, se aparean con ellos y realizan la puesta en las mismas hojas. Al mes nacen las orugas, que comienzan alimentarse de las acículas. Las orugas pasan por distintos estados, en los que construyen los bolsones de los nidos y no dejan de comerse las agujas, pudiendo llegar a defoliar el árbol. Con los primeros calores de la primavera, las orugas abandonan los pinos para enterrarse en el suelo dentro de los capullos que tejen, donde permanecen hasta que comience de nuevo el ciclo.

procesionaria del pino
colonia de procesionaria en la copa de un pino

Los ataques de la procesionaria se reconocen fácilmente por los bolsones blancos y sedosos que forman en las copas de los árboles, que son los nidos de las colonias. Una vez instaladas en las ramas de los pinos, las orugas se alimentan de las acículas. El principal daño que producen es la sequedad de estas acículas con la posterior defoliación del pino afectado. Se extienden con facilidad a los árboles del entorno y al cabo de un par de años todo el pinar puede encontrarse invadido y sin hojas, aunque también es cierto que no suelen acabar matando los árboles. Por otra parte, los pelillos que cubren las orugas son urticantes y pueden ser un peligro para las personas y los animales domésticos si entran en contacto con ellos, produciendo picores e inflamaciones.

Existen diversos métodos para combatir a la procesionaria del pino. Uno de los más seguros sería el control manual, la eliminación de los nidos a mano; pero dada la altura y extensión con la que se suele dar la plaga, la mayoría de las veces es inviable. Para la destrucción de los nidos se recurre entonces a métodos tan radicales como abatirlos a tiros. Cuando la plaga está muy extendida, la fumigación de los pinos con productos fitosanitarios exige métodos complicados y costosos, como la utilización de avionetas. Otra técnica es la inyección de insecticidas en el tronco del árbol, dirigidas a envenenar las acículas de las que se alimentan las orugas. Una alternativa eficaz y más sencilla son las trampas, con productos similares a las feromonas de las hembras de la procesionaria, para atrapar a los machos. Para que sean efectivas deben instalarse en una fase determinada de la época de reproducción.

procesionaria del pino, nido
detalle de uno de los nidos de la procesionaria del pino


 

PORTADA - PLANTAS - GALERÍA - TÉCNICAS - FORO - HERBOLARIO - CUENTOS

VIAJEROS - BICHOS - ENLACES - LIBROS - WEBCAM - GLOSARIO - GUÍA DE USO

© Copyright 2000-2016 eljardinbonito.es - Todos los derechos reservados