PORTADA PLANTAS GALERÍA TÉCNICAS FORO HERBOLARIO CUENTOS
VIAJEROS BICHOS ENLACES LIBROS WEBCAM GLOSARIO GUÍA
DE USO
El Jardín Bonito
Inicio atrás adelante Plagas
Mosca blanca
Bemisia tabaqui

Síntomas: la mosca blanca son pequeños insectos de hasta 2 mm., de color blanco, que ataca a diversos cultivos y plantas ornamentales. Se instalan agrupados en las partes nuevas de la planta, sobre todo en el envés de las hojas, de las que se alimentan. Es característico que echen a volar en cuanto se les molesta. Cuando la invasión es grande acaban debilitando a la planta. Las hembras ponen los huevos también en el envés. Cada hembra es capaz de poner más de 200 huevos a lo largo de su vida. De los huevos no fecundados nacen únicamente machos. De los fertilizados nacen las ninfas que son achatadas, con forma de escama. Más tarde se convierten en pupas, más gruesas y velludas. Un nuevo individuo adulto estará listo pasado un mes desde la puesta.

mosca blanca

Daños: al alimentarse de la savia, el daño más directo que provocan es la debilidad de planta. Si el ataque es muy intenso incluso pueden secarse las hojas. Otro perjuicio sobrevenido es que segregan un líquido dulce y pegajoso, alojamiento de otra infección, un moho de color negro. Este moho llamado negrilla, además de poco estético, provoca la asfixia tallos y hojas.

Causas: hay dos especies de mosca blanca, una que se reproduce durante el verano y entra en letargo en invierno, y otra que vive en los invernaderos y se multiplica durante todo el año al vivir a resguardo. Esta última puede invadir plantas al aire libre durante la temporada cálida, pero muere cuando llega el frío.

Tratamiento: la mosca blanca se puede controlar con pesticidas o con jabón insecticida. La de los invernaderos en más difícil, ya que es resistente a los insecticidas. Para prevenir la infección, los invernaderos no deben tener resquicios por los que puedan colarse. La poda, limpieza de restos y malas hierbas donde puedan refugiarse es otra buena medida preventiva. También se pueden combatir con trampas cromáticas pegajosas amarillas. El control biológico es posible con ciertos ácaros y con una avispa que es su predadora. Si se utilizan medidas biológicas el uso de insecticidas no está indicado pues anularían su eficacia.



 

PORTADA - PLANTAS - GALERÍA - TÉCNICAS - FORO - HERBOLARIO - CUENTOS

VIAJEROS - BICHOS - ENLACES - LIBROS - WEBCAM - GLOSARIO - GUÍA DE USO

© Copyright 2000-2016 eljardinbonito.es - Todos los derechos reservados