Kentia, howea
Kentia forsteriana, howea forsteriana

En: Kentia palm

Kentia forsteriana

Bella geometría de la hoja de la kentia

La kentia es una palmera monoica (ambos sexos en la misma planta), de la familia de las palmáceas. Crece hasta los 10 metros de altura. Tiene un sólo tronco, cilíndrico y regular, con el comienzo verde con anillos de color claro. Las hojas son largas y pinnadas. Florece en ramilletes y da unos frutos ovalados de color marrón.

Variedades: howea forsteriana, howea belmoreana.

Originaria: de Oceanía, de las islas del Pacífico Sur.

howea forsteriana

Kentias decorando la entrada al Museo Lazaro Galdiando, en Madrid

Situación: a la sombra. En regiones cálidas, como las costas mediterráneas; no resiste las heladas continuadas ni intensas. En tierra con buen drenaje, el encharcamiento puede matarla.

Cultivo: por su elegancia y su poca necesidad de luz se utiliza mucho como planta de interior. También se cultiva fuera en macetas. Necesita la humedad, con riegos moderados. Le perjudican la calefacción y las corrientes de aire. En ambientes secos se deben pulverizar las hojas. Crece muy despacio.

Transplante: de ser necesario debe hacerse con mucho cuidado, no lo soporta nada bien.

Multiplicación: por las semillas.

Problemas: le afectan la falta de humedad, la sequedad del ambiente y tampoco tolera la tierra encharcada.

kentia

Vista superior de esta majestuosa kentia

MÁS ARTÍCULOS

Diseño del jardín

La poda

El abonado

Problemas de las plantas

Plantas para la sombra

Plantas crasas o suculentas

Las rosas

Los bulbos

El abeto

El tomate

El hipérico

La manzanilla

El jardinero viajero

El Jardín Botánico de Tenerife

La Estufa Fría de Lisboa

Bichos y animalillos

Enlaces de interés

Libros

Diccionario de plantas y jardinería

Relatos para leer en el jardín

OTRAS PLANTAS DE INTERIOR

(C) eljardinbonito.es 2000 - 2016 - Todos los derechos reservados