Hierbabuena, yerbabuena
Mentha sativa, mentha spicata, mentha spp.

En: Spearmint

hierbabuena

La hierbabuena es una planta herbácea, perenne, aromática, muy cultivada por sus utilidades culinarias y medicinales. Pertenece a la familia de las Labiadas (Labiatae) y al género de las mentas. Tiene rizomas, tallos subterráneos que emiten raíces. Mide unos 30 cm. de alto. Los tallos son erguidos o se extienden cuando crecen. Tiene las hojas lanceoladas, con el borde dentado y los nervios marcados. Las flores nacen agrupadas al final del tallo y son de color lila. Florece a partir de junio. El fruto, seco, contiene cuatro semillas. Toda la planta es muy aromática. Se usa en la cocina, en tés e infusiones, ensaladas y como guarnición. Además tiene propiedades terapéuticas: estimula, tonifica, favorece la digestión y también la secreción de bilis. Es una planta que le gusta a las mariposas.

Especies: se piensa que la hierbabuena se obtuvo en Inglaterra en la Edad Media, hibridando dos clases de menta: la menta negra y la menta blanca. Tiene un olor muy fuerte y característico. Existen más de una docena de especies. A menudo se la confunde con la menta o con el poleo.
Mentha arvensis, es la menta común.
Mentha pulegium, es el nombre científico del poleo.

Originaria: de Europa, África y Asia.

Situación: al sol o a media sombra. Le gustan los terrenos ricos, frescos y húmedos, pero bien drenados. El suelo nunca debe estar demasiado seco.

Cultivo: su cultivo es muy sencillo y está muy extendido, más como hierba culinaria que del jardín.  Se puede plantar en el suelo y en macetas. Es una buena planta de cobertura, con tendencia a extenderse. No debería faltar al borde de ningún huerto. Necesita mucha agua. Crece mucho y deprisa. Las hojas y tallos frescos se pueden cortar en cualquier momento como condimento para cocinar. Las flores se utilizan para hacer infusiones. Para guardarla seca se cortan las ramas antes de que florezcan, nunca estando mojadas.

Poda: para mantener la forma compacta se recortan los tallos cuando se han extendido demasiado. También se poda después de la floración, para estimular el crecimiento vegetativo. En otoño se pueden cortar las matas al ras, cubriéndolas como protección durante el invierno.

Multiplicación: muy fácil, con tallos enraizados o mediante esquejes que emiten hojas a los pocos días. Se extiende fácilmente con sus rizomas, a veces demasiado. Las flores son estériles. No debe recolectarse mucho durante su primera temporada.

Problemas: no es delicada en cuanto a plagas y enfermedades. Se naturaliza con facilidad, pudiendo llegar a ser invasiva.

OTRAS PLANTAS AROMÁTICAS

(C) eljardinbonito.es 2000 - 2016 - Todos los derechos reservados