Haya
Fagus sylvatica

En: European beech, common beech

haya, fagus sylvatica

Haya centenaria en St. James park, Londres

El haya el un árbol caducifolio de la familia de las fagáceas. Crece muy despacio y vive cientos de años, pudiendo alcanzar los 40 m de altura. Tiene la copa grande, espesa y ovalada. La corteza es gris, lisa, con pequeñas estrías a lo ancho. Las hojas son ovaladas y suavemente dentadas, con los nervios paralelos muy visibles. Tienen una hermosa coloración otoñal, permaneciendo a veces las hojas todo el invierno en la planta. Florece al mismo tiempo que nacen las hojas. Las flores no son muy vistosas y se dan en sexos diferenciados. El fruto, llamado hayuco, contiene dos nueces.

Variedades:
Fagus sylvatica “purpurea” tiene el follaje rojizo que evoluciona desde los tonos rosados hasta el rojo oscuro al final de la temporada.
Fagus sylvatica “fastigiata” tiene porte columnar y por lo tanto necesita menos espacio.
Fagus sylvatica “pendula” tiene las ramas colgantes.

seto de haya, Praga

Seto de hayas en los jardines del palacio Wallenstein, de Praga

Habita: en los bosques templados centroeuropeos.

Situación: en cualquier terreno, menos los muy pesados o arcillosos. Mejor si son suelos ligeros, con buen drenaje. Es preferible situar al sol las variedades de hoja rojiza.

Cultivo: como ejemplar aislado puede llegar a ser espectacular, demasiado grande para un jardín mediano. Ocupa mucho espacio y su sombra es tan densa que casi nada crece debajo. También se utilizan ejemplares jóvenes en setos y otras formas de arquitectura vegetal, como arcos y laberintos. Además de su utilidad ornamental, el haya es una especie muy valiosa, tanto por los grandes bosques que forma como por su aprovechamiento económico. De ella se obtiene carbón vegetal y leña en abundancia, la madera se utiliza en ebanistería y los hayucos son un buen alimento para el ganado.

haya, fagus sylvatica, tronco

Detalle del tronco de un haya, de nuevo en St. James park, Londres

Poda: en verano se pueden sanear los árboles. Los setos de haya crecen despacio y se podan sólo un par de veces al año, la más tardía en verano para asegurar que estén cubiertos de hojas ocres durante todo el invierno.

Multiplicación: por semilla, sembrando los hayucos en otoño, o mediante los retoños que nacen de la base.

Problemas: es muy sensible a la contaminación, que debilita los ejemplares haciéndolos propensos a enfermedades.

haya, fagus sylvatica, corteza

La corteza del haya es bastante lisa, como esta de un haya roja

MÁS ARTÍCULOS

Diseño del jardín

La poda

El abonado

Problemas de las plantas

Plantas para la sombra

Plantas crasas o suculentas

Las rosas

Los bulbos

El delicioso puerro

El tomate

El hipérico

La manzanilla

El jardinero viajero

El Jardín Botánico de Tenerife

La Estufa Fría de Lisboa

Bichos y animalillos

Enlaces de interés

Libros

Diccionario de plantas y jardinería

Relatos para leer en el jardín

OTROS ÁRBOLES DE GRAN TAMAÑO

(C) eljardinbonito.es 2000 - 2016 - Todos los derechos reservados