<<<   Costilla de Adán, manos de gigante - Monstera deliciosa   >>>

La costilla de Adán es una planta trepadora que pertenece a la familia de las aráceas (araceae). En su entorno natural alcanza hasta los 20 m., aunque en el interior de la casa lo normal es que no rebase los dos metros. Tiene raíces subterráneas y también adventicias, colgando desde las ramas sobre el suelo. Las hojas cuentan con un peciolo muy largo; son grandes, de un verde lustroso y al crecer desarrollan unos huecos que hacen que recuerdan a las costillas. Las hojas nuevas no tienen cortes, su presencia es señal de que la planta crece sana. El fruto es comestible tras un año de maduración, con un gusto parecido al plátano; aunque no suele florecer ni fructificar cuando se cultiva en interiores.

costilla de Adán, monstera deliciosa

Hoja profundamente dividida de la costilla de Adán, de unos 50 cm. de diámetro

Originaria: de las regiones tropicales de América Central.

Situación: a media sombra, sin que reciba la luz directa del sol. A resguardo de corrientes de aire. En tierra rica, suelta, fresca y esponjosa para que produzca hojas bien grandes.

Cultivo: no necesita cuidados especiales. Muy utilizada como planta de interior por sus hojas tan vistosas y sus pocas necesidades de luz. La temperatura no debe descender de los 10º. En ambientes secos, como se dan en verano o con la calefacción, deben pulverizarse las hojas a menudo. Necesita riegos frecuentes, pero sin encharcarla y dejando secar un poco el sustrato entre riegos. En la época de crecimiento se debe abonar cada semana.

Poda: se pueden cortar algunas hojas para controlar su tamaño.

Multiplicación: por esquejes que tengan alguna yema o bien raíces aéreas, en verano. Las plantas obtenidas así tardarán varios años en alcanzar la madurez, por lo que tal vez sea preferible comprarlas.

Transplante: después de un par de años debe cambiarse a una maceta mayor.

Problemas: el sol puede quemar las hojas, el exceso de agua las hace amarillear y el frío provoca manchas negras. Los frutos inmaduros son muy tóxicos.

costilla de Adán, monstera deliciosa, tronco

Troncos de una vieja costilla de Adán trepando por un muro

MÁS ARTÍCULOS

Diseño del jardín

La poda

El abonado

Problemas de las plantas

Plantas para la sombra

Plantas crasas o suculentas

Las rosas

Los bulbos

El delicioso puerro

El tomate

El hipérico

Aplicaciones del cardo mariano

Los beneficios del harpagofito

El Jardín Botánico de Tenerife

La Estufa Fría de Lisboa

El petirrojo

El mirlo

Diccionario de plantas y jardinería

Pregúntale a Lübek, relato

OTRAS PLANTAS DE INTERIOR

Google
 
     

(C) eljardinbonito.es 2000 - 2016 - Todos los derechos reservados