<<<   Coreopsis - Coreopsis verticillata   >>>

La coreopsis es una planta herbácea vivaz que alcanza los 70 cm. de altura. Pertenece a la familia de las Asteráceas o Compuestas (Asteraceae o Compositae). Crece en matas que emiten rizomas y también tallos compactos y erguidos, tan largos y estrechos que a veces necesitan entutorarse. Las hojas nacen en pares opuestos o en anillos de tres; están divididas en tres partes como hilos que le dan un aspecto ligero y plumoso. Este follaje es interesante incluso cuando no está en flor. Florece de forma profusa y muy prolongada, desde comienzos del verano a finales del otoño. Las flores son capítulos con forma de estrella, de hasta 5 cm., parecidas a las margaritas; tanto el disco como los capítulos son de color amarillo intenso. Atrae a las mariposas y a las abejas.

coreopsis

Florece de forma profusa y muy prolongada, desde comienzos del verano a finales del otoño. Las flores son capítulos con forma de estrella, de hasta 5 cm., parecidas a las margaritas; tanto el disco como los capítulos son de color amarillo intenso. Atrae a las mariposas y a las abejas.

Especies y variedades: se han conseguido múltiples variedades de coreopsis con diferentes mezclas de colores.
Coreopsis grandiflora, de hasta hasta 45 cm. de alto y flores amarillas de 5 cm.
Coreopsis lanceolata “Sonnenkind”, crece unos 40 cm., planta compacta de abundante floración amarilla.
Coreopsis drummondi, también de flores amarillas.
Coreopsis tinctoria, con las flores de color rojo y amarillo.
Coreopsis verticillata “Moobeam”, de flores casi blancas.
Coreopsis verticillata “Grandiflora”, de mayor tamaño y flores amarillas.
Coreopsis verticillata “Zagreb”, con la mitad de talla, flores amarillas y más resistente a la sequía.

Originaria: del este de Norteamérica.

Situación: al sol o bajo una sombra suave. En todo tipo de terrenos, incluso secos, arenosos o rocosos, siempre con un buen drenaje, mejor sin son ligeros y ricos en materia orgánica. Muy resistente al frío y las grandes heladas.

Cultivo: sin problemas, es una planta rústica que necesita pocas atenciones. Muy interesante por su follaje ligero y al tener una floración vistosa y prolongada. Para plantar en borduras, en arriates formando grupos coloridos o junto a otras vivaces. Ideal para cubrir zonas de suelos pobres y secos. Buena también para cultivar en maceta y como flor cortada. Agradece el riego cuando falta la lluvia.

Poda: se deben cortar los tallos con las flores marchitas, labor pesada si la plantación es grande, pero que previene el autosemillado y estimula la producción de nuevas flores. Cuando la floración acaba en verano, el recorte de las plantas puede forzar una nueva en el otoño. Se cortan a ras de tierra a finales del otoño.

Multiplicación: por las semillas, por esquejes o separando las matas, en primavera. Ellas misma se extiende mediante los rizomas o por sus propias semillas, pudiendo comportarse como invasora.

Problemas: no le afectan demasiado las plagas o enfermedades. Puede convertirse invasora en suelos húmedos y fértiles. El exceso de humedad junto a un mal drenaje puede pudrir las raíces.

OTRAS PLANTAS DE LA FAMILIA DE LAS ASTERÁCEAS O COMPUESTAS

(C) eljardinbonito.es 2000 - 2016 - Todos los derechos reservados