<<<   Calabacín - Cucurbita pepo   >>>

En: Zucchini, courgette

 

El calabacín es el fruto de la calabacera, planta herbácea anual que pertenece a la familia de las Cucurbitáceas (Cucurbitaceae). Desarrolla uno tallos muy largos, huecos, que se extienden por el suelo, y están recubiertos de un pelos ásperos y punzantes. Las hojas son grandes, lobuladas, miden unos 35 cm. y tienen zarcillos en la base. Produce flores grandes y amarillas que tienen cinco pétalos unidos. Ambos sexos nacen en la misma planta, de forma continua durante todo el verano; primero abundan las femeninas, al final engrosamiento carnoso parecido a un pequeño calabacín, luego las masculinas, en el extremo de un tallo largo y delgado.

 

calabacin, cucurbita pepo

Flores del calabacín, cucurbita pepo, de la que surgirá un sabroso calabacín

 

El calabacín o fruto comestible, es cilíndrico y alargado. La piel de la corteza es de color verde oscuro, con líneas más claras a lo largo, un poco rugosa según se desarrollan. La carne es suculenta, blanquecina y sabrosa, aunque no demasiado nutritiva.

Variedades: hay muchísimas variedades de calabacines. El tamaño suele depender de cuándo se recolecten.

Situación: a pleno sol, en lugar abierto. En suelos con abundancia de materia orgánica, humedad constante y buen drenaje.

Plantación: se siembran a principios del verano, con una distancia entre plantas de más de un metro, ya que crecen bastante.

Cultivo: es una planta que crece mucho y deprisa. Para ayudar a la polinización se recoge con un pincel el polen de las flores femeninas para depositarlo en las femeninas. Conviene realizar un abonado previo del terreno, así como el acolchado mientras se desarrollan. No debe descuidarse el riego durante la temporada de crecimiento. Las variedades trepadoras, de gran envergadura, se guían sobre soportes para ahorrar espacio.

Recolecta: los calabacines se recogen antes de que terminen el desarrollo, con las semillas todavía inmaduras, cuando no llegan a los 20 cm. y están más tiernos y sabrosos. Las flores, sobre todo las masculinas, son deliciosas fritas, estofadas o en ensalada. No es una hortaliza que se pueda almacenar bien.

Problemas: las babosas y caracoles causan estragos en los pequeños calabacines, se controlan retirándolas a mano, sobre todo por la noche. Sensibles al pulgón de la vid, debiendo eliminar enseguida las partes atacadas. También al oídio, que aparece como manchas blanquecinas cuando se mojan a menudo las plantas o hay exceso de humedad en el ambiente.

OTRAS PLANTAS DEL HUERTO

(C) eljardinbonito.es 2000 - 2016 - Todos los derechos reservados