<<<

Arce de Montpellier -  Acer monspessulanum

>>>

El arce de Montpellier es un árbol de tamaño mediano, a veces arbusto. Monoico y caducifolio, pertenece a la familia de las aceráceas (aceraceae). Crece alrededor de los 10 m. El tronco se ramifica mucho para formar una copa espesa y redondeada que proyecta una sombra densa. Las hojas son opuestas, midiendo hasta 5 cm., con un pedúnculo largo de unos 3 cm. y se distinguen fácilmente por tener tres lóbulos. Antes de caer en otoño, las hojas toman bonitos tonos rojizos y dorados. 

Las flores, pequeñas e insignificantes, son amarillentas y nacen en primavera en corimbos colgantes. Los frutos forman disámaras, dos sámaras unidas, muy fáciles de distinguir de las de otros arces por las dos alas casi paralelas que sirven para esparcir las semillas.
La madera es muy apreciada por carpinteros y ebanistas. Fue descrito por primera vez en la ciudad francesa de Montpellier, de ahí su nombre.

 

El arce de Montpellier se reconoce por:
- Las hojas con tres lóbulos bien marcados.
- Las sámaras con las alas alineadas en paralelo.

Variedades
Acer monspessulanum “microphyllum” procede de Turquía y Oriente Medio.

Originario: de la zona Mediterránea.

Situación: al sol o a media sombra. En cualquier tipo de suelo, mejor si es calizo. A veces crece de forma natural entre las rocas. Le gusta la humedad, aunque resiste la falta de agua.

Cultivo: como ejemplar aislado es apto para espacios no muy grandes. También se puede utilizar formando setos. Resistente al frío y las heladas. Crece despacio y llega a vivir muchos años.

arce de Montpellier, acer monspessulanum, hojas

Hojas con tres lóbulos del arce de Montpellier, a principios del otoño, en San Lorenzo del Escorial, Madrid

Cultivo: como ejemplar aislado es apto para espacios no muy grandes. También se puede utilizar formando setos. Resistente al frío y las heladas. Crece despacio y llega a vivir muchos años.

Poda: no es necesaria. Las formaciones de setos la soportan bien. 

Multiplicación: mediante las semillas. También por acodo.

arce de Montpellier, acer monspessulanum, samaras

Sámaras del arce de Montpellier con sus características alas dispuestas casi en paralelo

arce de Montpellier, acer monspessulanum, otoño

El impresionante arce de Montpellier al pie de la silla de Felipe II, en San Lorenzo del Escorial, catalogado como ejemplar singular, en otoño

arce de Montpellier, acer monspessulanum, invierno

El mismo ejemplar en un día de niebla de diciembre

OTRAS ESPECIES DE ARCE

(C) eljardinbonito.es 2000 - 2016 - Todos los derechos reservados

Google