<<<     Anturio, flor de flamenco - Anthurium spp.    >>>

El anturio es una planta herbácea de hoja perenne. Según la especie puede adoptar distintos hábitos, como rastrero, erguido o trepador. Pertenece a la familia de las aráceas (araceae). Las raíces son superficiales y carnosas. El tallo se vuelve semileñoso en las plantas maduras. Tiene las hojas alternas, de borde entero, acorazonadas, acuminadas y de color verde brillante. Florece durante todo el año, sobre todo en verano. Lo que parece una gran y vistosa flor es realmente una bracea modificada o espata, que suele ser rojo intenso, también las hay de color rosa, naranja, amarillo... Las flores propiamente dichas son diminutas, hermafroditas, y se agrupan en una espiga erecta o espádice.

 

Variedades:
Anthurium scherzerianum, es el más cultivado como planta de interior. Mide unos 40 cm. Tiene hojas coriáceas de 20 cm.
Anthurium andreanum, menos cultivado que el anterior. De mayor tamaño, hasta los 100 cm. de alto, con las flores también más grandes.
Anthurium crystallinum, de hojas muy interesantes, aterciopeladas, recorridas por un dibujo simétrico de líneas claras.
Anthurium amnicula, de tamaño más pequeño.

Originario: de los bosques tropicales de América Central y del Sur.

anturio, anthurium, flor
Flor del anturio, formada por un espádice y una espata de color rojo intenso

Situación: en interiores en los climas fríos. Debe tener luminosidad, pero sin sol directo que puede quemar hojas y flores. Con buena luz florecerá mejor. No soporta el frío, las heladas pueden matarle. A resguardo de las corrientes de aire. Tampoco le conviene la proximidad de radiadores y similares. Se debe cambiar de sitio lo menos posible.

Cultivo: el anturio es una planta muy ornamental que se cultiva en maceta en el interior. Su cultivo no tiene complicaciones. Requiere mucha agua y humedad, pero sin encharcar las raíces. Puede situarse el tiesto en un plato con agua sobre piedrecitas, para que el agua no toque la base, y cubrir la tierra con musgo para mantener la humedad constante. En ambientes resecos se pulverizan las hojas, sin mojar las flores. Las hojas agradecen que se les limpie el polvo de ver en cuando. La tierra debe ser ligera, suelta, esponjosa y sobre todo con buen drenaje. En el sustrato puede haber perlita, arena, corteza, etc. Apto para flor cortada por la vistosidad y duración de sus flores.

Multiplicación: por brotes enraizados. Se puede transplantar cuando acaba de florecer, a finales del invierno.

OTRAS PLANTAS QUE PERTENECEN A LA FAMILIA DE LAS ARÁCEAS

(C) eljardinbonito.es 2000 - 2016 - Todos los derechos reservados