<<<       Albizia, acacia de Constantinopla -  Abizia julibrissin     >>>

La albizia es un bonito árbol caducifolio, de pequeño tamaño, que pertenece a la familia de las fabáceas. Crece rápido, pudiendo llegar hasta los 10 metros, y su vida no es muy larga. Tiene hojas compuestas, bipinnadas, que pueden alcanzar los 40 cm. Las ramas son largas y colgantes. Florece a lo largo del verano. Flores sin pétalos, con unos estambres alargados, de blancos a rosados, que le dan un bello aspecto plumoso. Estas flores son olorosas y muy apreciadas por los animalillos libadores de néctar. Como fruto produce vainas rectas, planas, de unos 10 a 20 cm., con varias semillas dentro.

 

Originario: del sur y del este de Asia. 

Situación: al sol. Resiste las heladas, pero necesita veranos cálidos para desarrollarse. En cualquier tipo de terreno, mejor si es suelto y bien drenado. 

Cultivo: No debe descuidarse el riego durante el verano del primer año. La albizia se emplea como ornamental, como ejemplar aislado o alineadas en los paseos. Aguanta bien la contaminación y la cercanía del mar.

Poda: al acabar el invierno, para sanearla y que mantenga la forma. Cuando se corta o daña rebrota con mucha fuerza. 

Multiplicación: por semillas, que se deben primero hervir durante unos minutos y luego mantener en agua unos dos días. También mediante esquejes, mejor en primavera.

Problemas: la madera es quebradiza. Asegurar con tutores los árboles jóvenes en zonas con fuertes vientos. En algunas regiones de Japón y Estados Unidos se ha hecho especie invasora.

albizia julibrissin, vaina, fruto

Las vainas aplanadas que constituyen el fruto de la albizia

albizia julibrissin, hojas y flores

Hojas compuestas y flores de la albizia

albizia julibrissin, flores

Detalle de la flor con sus largos estambres de la albizia

OTRAS ACACIAS

(C) eljardinbonito.es 2000 - 2016 - Todos los derechos reservados

Google