<<<        Ailanto, árbol de cielo -  Ailanthus altisima       >>>

El ailanto es un árbol de hoja caduca de la familia de las simarubáceas. De crecimiento muy rápido al principio, puede alcanzar los 30 m de altura. Tiene el porte estilizado, con la copa abierta y ligera. La corteza se cubre de estrías. Las hojas son alternas, compuestas, con aspecto plumoso, y llegan a ser enormes, de más de un metro de longitud. Produce unas flores amarillentas bastante discretas en verano, cada sexo en una planta distinta. Las plantas femeninas producen los frutos, sámaras con una semilla que forman vistosas manchas anaranjadas en el árbol y maduran hacia el otoño. Se le llama “árbol del cielo” por su altura.

Habita: originario de China. Hay quien le llama “el árbol de las obras”, porque crece allí donde haya un poco de arena junto a un bidón de agua. Es frecuente verle naturalizado en las cunetas.

Situación: en cualquier tipo de suelo, mejor bien drenado, ya sea al sol o con algo de sombra.

 

Cultivo: sensible a las heladas. Soporta bien la contaminación.

Poda: en los primeros años debe podarse hasta configurar su estructura, en primavera. Después se seguirá podando con intensidad para estimular la formación de un follaje abundante y mantenerlo controlado de tamaño. 

Multiplicación: mediante los brotes con raíz.

Problemas: Demasiado vigoroso para un jardín pequeño, por su tamaño, el grosor de sus raíces y la de chupones que produce. En algunos lugares se le tiene casi por una mala hierba por lo rápido que se reproduce y lo complicado que es de eliminar cuando ha arraigado.

ailanto, ailanthus altisima

Sámaras del ailanto, a finales de agosto, en S. Lorenzo del Escorial, Madrid

OTROS ÁRBOLES DEMASIADO VIGOROSOS

(C) eljardinbonito.es 2000 - 2015 - Todos los derechos reservados

Google